domingo, 5 de octubre de 2008

Eva Perón - Sus primeros años

Nacida el 7 de mayo de 1919 en la estancia “ La Unión”, a pocos kilómetros del pueblo Los Toldos, provincia de Buenos Aires.

Hija de Juana Ibarguren (1894-1971) y Juan Duarte (1872- 1926). Sus hermanos : Blanca, Elisa, Juan y Erminda.

En 1930 la familia se traslada a Junín , donde Eva finaliza sus estudios primarios en la escuela Nº 1 “ Catalina Larralt de Estrugamou” . 

La casa en la que vivió todavía existe y está en la calle Roque Vázquez 86. En Junín fue donde por primera vez actuó en una obra teatral llamada Arriba estudiantes. 

A los 15 años, bajo la tutoría del cantante y actor Agustín Magaldi, llega a Buenos Aires buscando trabajo como actriz. Se hace famosa en Radio El Mundo y especialmente popular en la serie Grandes mujeres de todos los tiempos.

En el año 1944 conoce a Juan Domingo Perón en un festival a beneficio de las víctimas de un terremoto que asoló a la provincia de San Juan.

El 22 de octubre del mismo año se casan en Junín y dos días después se realiza la ceremonia religiosa en la Iglesia San Francisco, en la ciudad de La Plata.



Eva Perón


Su inicio en la política argentina

Su carrera política comienza con la gran campaña política llevada a cabo a través de su programa de radio semanal , con discursos fuertemente populistas, enfatizando su preferencia por la clase trabajadora. 

Eran las elecciones presidenciales de 1946 y Perón sale triunfante. Inmediatamente Evita toma un poder importante en el gobierno de Perón creando la Fundación Eva Perón. Desde allí impulsa la creación de hospitales, asilos y escuelas.

En el año 1947 realiza una gira por Europa visitando España, Italia, Francia y Suiza. Su intención, entre otras, era visualizar el estado de protección de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

El eje principal de su popularidad fue constituido en torno a los sindicalistas y a su facilidad y carisma para conectarse con las masas trabajadoras, a quienes ella llamaba sus "descamisados".

Su adoración entre las clases trabajadoras enfadó a la Iglesia Católica, al popularizarse estampas con su nombre, como si se tratase de una virgen.

Su autobiografía "La razón de mi vida" fue lectura obligatoria en todos los colegios estatales. Se convirtió en el centro de un culto personalizado y su nombre apareció en ciudades y hasta en una provincia ( actualmente La Pampa ). 

Responsable del voto femenino, participa activamente en la sanción de este a través de la Ley 13.010, impulsa la participación de las mujeres en política y crea el Partido Peronista Femenino.

En 1951 fue postulada como vicepresidenta en lo que sería el segundo mandato presidencial de Perón. Si bien contaba con el apoyo total de su partido político y la CGT , el ejército la hizo renunciar en un acto multitudinario en la avenida 9 de Julio “ renuncio a los honores pero no a la lucha”.

La acción política dirigida a la mujer cosechó sus frutos en las elecciones del 11 de noviembre de 1951, segunda presidencia de Perón.

La muerte de Eva Perón

Muere el 26 de julio de 1952 a los 33 años , debido a un cáncer uterino. Su cuerpo es embalsamado y mantenido en exposición en el Edificio de la CGT hasta que un golpe militar destituye a Perón del poder en el año 1955. 

Luego, el cuerpo fue robado y enterrado en Italia. En 1971 es trasladado a España, mientras Perón se mantiene en el exilio y se casa en terceras nupcias con Isabel Perón ( María Estela Martínez) .

Luego , es regresado nuevamente a Buenos Aires y expuesto por un breve período. Paralelamente regresa Perón del exilio en 1972 y un año después se convierte en presidente.

Eva es enterrada por tercera vez en el panteón de la familia Duarte en el Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires. 

Para ese período Perón también había fallecido. Tras su muerte es reivindicada por la izquierda peronista y por el grupo guerrillero de la izquierda católica (montoneros) contra sectores de derecha del mismo peronismo.


Funeral Eva Perón

Obras sobre Evita

Ópera rock británica Evita ( 1975) producida por Andrew Lloyd Weber , escrita por Tim Rice y protagonizada por Elaine Paige en Nueva York , por Paloma San Basilio en España y Madonna en la película recientemente filmada en Buenos Aires, junto a Antonio Banderas. 

Novela Santa Evita de Tomás Eloy Martínez , poemas de Néstor Perlongher , la película de Eduardo Mignona Evita, quien quiera oír que oiga (1983) y el poema Eva Perón en la hoguera de Leonidas Lamborghini.



Datos relevantes de Eva Peron

En su viaje a España, Evita recibió la más alta condecoración que se puede anhelar : la gran cruz de Isabel la católica.

En Italia, el Papa Pío XII le obsequió el rosario de oro que llevó en sus manos el día de su muerte.

En las elecciones del 11 de noviembre de 1951, el 63 % de las mujeres votaron por el partido peronista . A su vez, el peronismo fue el único partido político que llevó mujeres en sus listas. En 1953, 23 diputadas y 6 senadoras ocuparon sus bancas.

El 26 de julio de 1952 , a las 21: 36 horas, el locutor F. Furnot informó por cadena nacional la muerte de Evita. Cines, teatros y confiterías cerraron sus puertas. La CGT decretó un duelo de 72 horas y en las plazas de todos los barrios porteños se erigieron pequeños altares con su imagen.

El 27 de julio su cuerpo fue trasladado a la CGT para ser velado. El multitudinario velatorio se prolongó hasta el 9 de agosto. La cola de gente era de 35 cuadras y la Fundación Eva Perón repartía frazadas para afrontar el frío del invierno durante el velatorio.

Fragmentos del libro "La razón de mi vida"

Cuando elegí ser "Evita" sé que elegí el camino de mi pueblo. Ahora, a cuatro años de aquella elección, me resulta fácil demostrar que efectivamente fue así.

Nadie sino el pueblo me llama "Evita". Solamente aprendieron a llamarme así los "descamisados". Los hombres de gobierno, los dirigentes políticos, los embajadores, los hombres de empresa, profesionales, intelectuales, etc., que me visitan suelen llamarme "Señora"; y algunos incluso me dicen públicamente "Excelentísima o Dignísima Señora" y aún, a veces, "Señora Presidenta". Ellos no ven en mí más que a Eva Perón.

Los descamisados, en cambio, no me conocen sino como "Evita". Yo me les presenté así, por otra parte, el día que salí al encuentro de los humildes de mi tierra diciéndoles que prefería ser "Evita" a ser la esposa del Presidente, si ese "Evita" servía para mitigar algún dolor o enjugar una lágrima.

Y cosa rara, si los hombres de gobierno, los dirigentes, los políticos, los embajadores, los que me llaman "Señora" me llamasen "Evita" me resultaría tal vez tan raro y fuera de lugar como que un pibe, un obrero o una persona humilde del pueblo me llamase "Señora". Pero creo que aún más raro e ineficaz habría de parecerles a ellos mismos.

Ahora si me preguntasen qué prefiero, mi respuesta no tardaría en salir de mí: me gusta más mi nombre de pueblo. Cuando un pibe me nombra "Evita" me siento madre de todos los pibes y de todos los débiles y humildes de mi tierra. Cuando un obrero me llama "Evita" me siento con gusto "compañera" de todos los hombres.